TODO es UNO y UNO es TODO

Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 13 de junio de 2012

Biografía de Luis XIV, el Rey Sol

Biografía de Luis XIV, el Rey Sol

Luis XIV nació el 5 de septiembre de 1638 en Saint Germain en Laye, cerca de París. Sus padres fueron el rey Luis XIII y su esposa Ana de AustriaLuis XIII falleció en 1643, por lo que la reina hizo de regente del joven delfín, encargando su educación al cardenal Mazarino. Éste le enseñó la importancia y el sentido que tenía la realeza, además de aconsejarle que se sirviese de los hombres para que éstos no se sirvieran de él.
Luis XIV, el Rey Sol
Entre los años 1648 y 1653 tuvieron lugar las luchas civiles de la Fronda producidas por la mala administración de Mazarino y la creación de nuevos impuestos. Las protestas fueron en cabezadas por los parlamentarios de París. Mazarino ordenó que uno de los líderes, Broussel, fuera detenido, lo que provocó que la ciudad se sublevara y la familia real tuviese que huir.


El primer ministro hizo llamar a las tropas del príncipe de Condé. Gracias a ello, los parlamentarios cesaron en sus propósitos, pero Condé aprovechó el éxito para pedir una gran cantidad de honores. Mazarino entonces decidió detenerle en enero de 1650, lo que enfureció a la nobleza. Sin embargo, la falta de acuerdo entre los sublevados supuso su fin. La masa enfurecida llegó a entrar en el palacio hasta llegar al cuarto del joven príncipe, que fingía estar dormido. Al observarle, los ánimos se calmaron y decidieron abandonar el lugar y rezar por él.
Todo ello hizo una profunda mella en el príncipe. Le convenció de que debía alejar el gobierno tanto de la plebe como de la nobleza. En cuanto a los prohombres, lo que incluía a parlamentarios, abogados y jueces, decidió que lo mejor era que estuvieran bajo el poder absoluto de la corona.

En 1651 fue declarado mayor de edad y en 1654 fue nombrado rey de Francia. Gracias a sus encuentros con Mazarino, comprendió que debería entregar su vida a la política y gobierno del pueblo. Por ello, no dudó en contraer matrimonio con María Teresa de Austria, hija de Felipe IV, rey de España, unión que podía beneficiar en gran medida a Francia.
El 9 de marzo de 1661 murió Mazarino, por lo que Luis XIV pudo por fin ser rey absoluto, eliminando incluso el puesto de primer ministro. Así fundó la monarquía absoluta en Francia. Ni siquiera la reina madre era invitada a las reuniones de los consejos de Estado; únicamente asistían Jean-Baptiste Colbert, François-Michel Le Tellier y Hugues de Lionne.
Ese mismo año, Luis XIV ordenó el arresto del superintendente de finanzas de Mazarino, Nicolas Fouquet, a quien consideraba demasiado peligroso y capaz de obtener el puesto de Mazarino. Le sentenció a cadena perpetua en Pinerolo. Esto servía de advertencia para aquellos que desearan enfrentarse al poder real. Esto hizo que el rey se viera a sí mismo como un representante de Dios en la tierra.
Centralizó todos los poderes en él, instaurando el culto al rey, todo estaba bajo su control. La nobleza fue la primera afectada, ya que pasó de ser un factor importante en la política a convertirse simplemente en una clase social que trataba de complacer al rey para obtener favores.
Boda de Luis XIV y María Teresa de Austria
El rey era asiduo a las fiestas y a los placeres sexuales, algo que escandalizaba en la corte. Sin embargo, la adoración ejercida por su esposa no disminuyó ni un ápice a pesar de los escarceos amorosos del rey, dándole seis hijos, de los cuales sólo sobreviviría a la infancia uno, el futuro delfín. El mayor escándalo llegó cuando tomó por amante a la marquesa de Montespan, que dominó al rey y a la corte. Se deshizo de ella cuando se vio implicada en el denominado caso de los venenos, un escándalo en el que numerosas personalidades fueron acusadas de brujería y asesinato.
En política exterior estuvo convencido de que había que imponer la supremacía francesa. Comenzó haciendo reformas en Hacienda y aplicando medidas proteccionistas en la industria y el comercio. Todo ello le permitió organizar un poderoso ejército, que aumentó hasta casi el medio millón de hombres.
Cuando murió el rey Felipe IV en 1665, Luis comenzó a reclamar los terrenos españoles en los Países Bajos el nombre de su esposa. El 21 de mayo de 1667 invadió los territorios flamencos. Inglaterra se alió con Holanda y Suecia, lo que hizo que la contienda terminase con la Paz de Aquisgrán en 1668, en la que España recuperaba Besançon y Francia se quedaba con Flandes.
Cuatro años después decidió vengarse de Holanda. Para ello, obtuvo el apoyo de Inglaterra y con un ejército comandado por el mismísimo rey invadió el país en apenas unas pocas semanas. Sin embargo, Holanda recurrió al principal enemigo de Francia, Guillermo de Orange. Éste ordenó la destrucción de los diques para detener al enemigo. Esta resistencia hizo que Francia quedase aislada de sus aliados y tuviera que renunciar a su propósito. El enfrentamiento acabó en el Tratado de Nimega en 1678, por el que renunciaba a Flandes y obtenía el Franco Condado español.
Terminado esto, volvió a la corte y allí impuso un ambiente no tan liberal como el anterior, alejándose de los escándalos sexuales como los de madame de Montespan, dejando a un lado las diversiones y la ostentación. Sin embargo, una nueva mujer gobernaba en la corte, madame de MaintenonEl rey se casó en secreto con ella en 1683 tras la muerte de la reina María Teresa. Esta unión supuso finalmente que el rey se alejase de su animada vida anterior.
Marquesa de Maintenon, segunda esposa del rey
Su influencia fue patente, ya que le convenció de que impusiera la religión católica, tachando al protestantismo como una ofensa al rey. Debido a ello, comenzaron a producirse conversiones en masa hasta revocar el 18 de octubre de 1685 el Edicto de Nantes en el cual se autorizaba el calvinismo. Se cerraron escuelas, se destruyeron templos y los pastores fueron desterrados, además del éxodo de miles de protestantes que huyeron a Holanda.
Luis XIV tuvo que hacer frente a otro enfrentamiento que supondría un retroceso en el expansionismo francés. Inglaterra se unió a Alemania y Austria en una guerra para frenar los propósitos del rey. Terminó con la Paz de Ryswick, mediante la cual se devolvía Lorena al duque Leopoldo; Luxemburgo le fue devuelta a España; y por último Guillermo III fue coronado rey de Inglaterra.
Pero sin embargo, hay un enfrentamiento aún más significativo. Carlos II el Hechizado, rey de España, falleció en 1700 sin dejar ningún heredero. En su testamento nombraba heredero imperial a Felipe de Anjou, el futuro Felipe V, que era nieto del rey Luis XIV. Al aceptar el testamento, se planteó de nuevo el dilema entre la hegemonía francesa o el equilibrio del continente, por lo que se declaró una guerra.
Parte de Europa se sentía herida por la política imperialista, por lo que se mostró contraria a esa hegemonía.De nuevo Inglaterra, Austria y Holanda lucharon contra Francia. A pesar de las incipientes victorias, a partir de 1708 se fueron sucediendo las derrotas hasta el punto de que el país galo estuvo a punto de perder sus conquistas, por lo que el rey tuvo que pedir la paz. Luis XIV aceptó el Tratado de Utrecht, cediendo Terranova, Acadia y la bahía de Hudson a Inglaterra, pero a cambio los Borbones conservaban la corona española.
Esto debilitó el régimen absolutista junto con la crisis social y económica. Fueron innumerables las revueltas de los campesinos y el pueblo llano que se sublevó contra sus señores y contra los privilegiados. Muchos de ellos fueron ajusticiados y ahorcados, ya que las revueltas fueron reprimidas duramente.
Luis XIV con la familia real
A esto se le juntó el problema sucesorio, ya que a lo largo de esos años irían muriendo tanto el gran delfín como sus nietos y biznietos. Sólo quedaba un heredero, su tercer biznieto, el duque de Anjou, que sería el futuro Luis XV.
En el invierno de 1709 el pueblo marchó en París y Versalles debido al hambre, siendo escuchados por primera vez por el rey. Luis XIV se sumió en una profunda tristeza acompañada de numerosas enfermedades que ibanmermando poco a poco al rey. En 1715 comenzó a notar dolor en las piernas y comenzaron a aparecer manchas negras en ellas; los médicos le diagnosticaron gangrena.
Tras recibir la noticia con gran entereza, puso orden a sus asuntos y por último se reunió con su sucesor, aconsejándole que cuidara al pueblo, que escuchara los consejos y que nunca olvidase su deber cuidando a sus súbditos. Murió el 1 de septiembre de 1715, haciendo de su reinado el más largo de la historia del Viejo Continente.
Imágenes: Dominio Público
--
Carolina Barreiro

Presidente de +ANTROPOLOGÍA
Grupo de Extensión Universitaria
Antropólogo en Proceso de Formación - Antropología UCV 
Twitter: (@MCBarreiro) (@MasAntropologia)



"El medio más fácil para ser engañado 

es creerse más listo que los demás."  
Francois de La Rochefoucauld

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...